“Acójanse los unos a otros como Cristo los acogió para la gloria de Dios.” - Romanos 15:7

La hospitalidad es un elemento vital que da el sentido de comunidad en una celebración Eucarística. Una persona que se siente bienvenida y valorada es más probable que entre de lleno en la celebración de la liturgia y agradezca a Dios por el amor que derrama sobre nosotros.

Este ministerio está abierto a los niños y jóvenes capaces de dar la bienvenida a las personas que llegan a participar a la oración comunitaria. Deben tener los modales adecuados para saludar y atender las personas con amor. Al terminar la Santa Misa ayudan a dejar el templo listo para la siguiente celebración.

Los niños y jóvenes de hospitalidad apoyan en la Santa Misa de dos de la tarde el tercer y cuarto domingo del mes. Ellos también participan de una manera activa durante la Santa Misa rezando, cantando, orando. Deben de estar presentes y atentos durante toda la liturgia.

Animen a sus hijos a ser parte de este ministerio que muestra la fraternidad a nuestros hermanos en la fe.

Para más información llame a Francisco y Leticia Oviedo al 469-245-2671.