Proclamadores de la Palabra

Los proclamadores de la Palabra son personas Católicas comprometidas a proclamar la Buena Nueva durante las celebraciones Eucarísticas. Servir en la Mesa del Señor como proclamador de la Palabra de Dios es un privilegio especial y un ministerio al cual se llama a personas que tienen la destreza especial en su habilidad para leer.

Como proclamador, usted tiene la oportunidad de usar ese talento que Dios le ha dado para presentar la Palabra de Dios a la comunidad en una forma que mueva los corazones de aquellos que la escuchan. Con su voz ayudan a que otras personas escuchen la palabra de Dios de una manera audible y creíble. De este modo, usted participa de una larga tradición de nuestra Iglesia de proclamar la Palabra a la comunidad.

¿Qué formación debe de llevar un proclamador?

Como en todo ministerio, las personas tienen la responsabilidad de prepararse para prestar su servicio a Dios. Los proclamadores se preparan en lo técnico, en la espiritualidad y adecuada disposición para presentar la Palabra de Dios con dignidad y respeto.

Los proclamadores se reúnen semanalmente para estudiar la Lectio Divina, (estudio de la Biblia) la cual invita al lector a vivir la Palabra de Dios en su diario vivir.

Cada dos meses tienen reunión general para recibir Formación Continua, y una ves al año asisten a un retiro espiritual.

Calendario de Formación y Crecimiento Espiritual Continua 2013-2014

  • Retiro de Proclamadores – Noviembre 23: 9:00 am a 3:00 pm
  • Clase de Formación Continua los próximos martes – Enero 28, Marzo 18, Mayo 27, Julio 22 de 7:00 pm a 9:00 pm
  • Retiro de Proclamadores – Septiembre 13: 9:00 am a 4:00 pm en el Centro Familiar salón 201
  • Crecimiento Espiritual – Todos los lunes en el edificio McManus, en el salón de Conferencia de 7:00 pm a 8:00 pm. Para más información sobre este ministerio comuníquese con Ybeth Montanez al 214-674-0434.


Ministros Extraordinarios de La Sagrada Comunión

“Aunque el corazón de la celebración de la Eucaristía es la oración eucarística, la consumación de la Misa es la Sagrada Comunión, en la que aquellos fueron rescatados por el Padre por su amado Hijo y comen y beben el Cuerpo y Sangre del Cristo. Allí se unen como miembros del Cuerpo místico de Cristo, comparten la vida del Espíritu. En el gran sacramento del altar, se unen a Cristo Jesús y mutuamente a los demás” (Cfr: Normas para la distribución y recepción de la Sagrada Comunión, no. 5)

Todo cristiano bautizado esta llamado al culto de la religión cristiana y a participar en la celebración Eucarística y los otros ritos de la Iglesia. Su participación no se limita a la sola presencia, sino también a la participación activamente dentro de su comunidad de fe.

El servicio de un ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión es llevar la Eucaristía (Jesús Sacramentado) aquellos a que lo reciben durante la Santa Misa.

¿Quién puede ser un Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión?

  • Personas mayores de 16 años que hayan recibido sus sacramentos de Iniciación (Bautismo, Primera Comunión y Confirmación)
  • Si son casados, su matrimonio debe de ser válido en la Iglesia Católica.
  • Ser una persona practicante y activa en la Fe.
  • Tener amor y reverencia a Jesús Eucaristía.
  • Disposición para participar en la formación espiritual.

¿Qué formación reciben los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión?

Los ministros están llamados a participar activamente de la formación espiritual para mantener el espíritu de servicio y fortalecer su devoción a Jesús Eucaristía. Se reúnen todos los primeros lunes de mes en el edificio McManus en el salón de Conferencia de 7:00 pm a 9:00 pm.

Para más información sobre este ministerio por favor de llamar a los coordinadores Luis Alberto y Aracely Monroy al 214-991-4473 or 469-321-2046.


Servidores del Altar

El Servidor del Altar es parte integral en la celebración Eucarística. También se les conoce como monaguillos o acólitos. Por lo regular, su servicio toma parte los domingos y en otras celebraciones importantes de la Iglesia. Se requieren dos o más servidores en cada Misa.

¿Qué hace un servidor del Altar?

Las funciones que el servidor del altar realiza son de diversa índole y muchas de ellas pueden ser simultáneas. Algunas de las funciones es llevar la cruz, la vela de la procesión, detener el libro para el sacerdote celebrante cuando él no está en el altar, llevar el incienso y el incensario, presentar al sacerdote el pan, vino, y el agua durante la preparación de los dones o le ayudan cuando recibe las ofrendas de parte de la gente, llevan el agua para que el sacerdote se lave sus manos, ayuda al sacerdote celebrante y diácono tanto como sea necesario.

Requisitos

Los Servidores del Altar deberán ser lo suficientemente maduros como para entender sus responsabilidades y llevarlas a cabo bien y con la reverencia apropiada. Deben haber recibido la Sagrada Comunión y normalmente recibir la Eucaristía cada vez que participen en la liturgia.

Deben de llegar por lo menos 30 minutos antes de la Misa para prepararse para la celebración.

Formación

Se les pide que participen en formación que se imparte periódicamente durante el año. La formación incluye instrucción sobre de la Misa, sus partes y sus significados, los objetos utilizados en la liturgia (sus nombres y uso), y las diversas funciones del Servidor del Altar durante la Misa y otras celebraciones litúrgicas. Los Servidores del Altar también reciben orientación apropiada sobre cómo mantener el decoro y la ropa adecuada para cuando sirven en la Misa y otras funciones.

Para más información sobre este ministerio por favor llame a Norma y Julio Peña al 940-799-1766..


Coro

El Coro forma parte importante dentro de las Misas, contribuye al carácter festivo y solemne de la celebración. Con voces claras y firmes, la música popular puede y debe ser un vehículo apto para lograr que el canto de la asamblea sea una realidad. La música debe facilitar la participación del pueblo, sin renunciar a expresar la belleza del misterio litúrgico. El pueblo debe poder cantar con el corazón.

Toda persona que tenga interés a la música o el canto se les invita a considerar a integrarse a este ministerio para evangelizar a través de la música y/o el canto.

Las prácticas del coro son todos los miércoles a las 7:00 pm en el Edificio McManus en el salón de conferencia.

Para más información por favor comuníquese con Alejandro Suarez al 469-231-2461.


Hospitalidad

“No os olvidéis de mostrar hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” – Hb. 13.2

La hospitalidad es una parte primordial en toda comunidad de fe. En Santa Mónica procuramos que toda persona que viene a la casa de Dios lo encuentre desde la primera persona que cruza su camino. Los Ujieres (ministros de hospitalidad) se esfuerzan por ser el reflejo de Cristo servidor para atender las necesidades de su pueblo y ofrecerles una calurosa bienvenida.

Este ministerio está abierto jóvenes y adultos que puedan dar la bienvenida a personas que llegan a participar de la oración comunitaria (Santa Misa). Deben tener los modales adecuados para saludar y atender las personas con amor. Al final, se aseguran que el templo quede limpio para la siguiente celebración.

Una persona que se siente bienvenida y valorada disfruta y participa gozosamente de la celebración de la liturgia. Sea parte de este ministerio de evangelización.

Los coordinadores de este ministerio son Yolanda y Jose Luis Venegas al 214-434-7499.